Tiempo de lectura: 3' 2'' No. de palabras: 483

La Asamblea Nacional, controlado por el oficialismo, rechazó hoy martes 15 de octubre del 2013 lo que tildó de "ataques" de Chevron contra su país, con los que la petrolera estadounidense busca desconocer un millonario fallo judicial por contaminación ambiental, según Quito.

"Pleno rechazó los ataques deliberados de Chevron-Texaco e insta al pueblo ecuatoriano a mantenerse férreamente unido en defensa de la soberanía nacional", señaló en su página electrónica el Legislativo, el cual aprobó una resolución al respecto.

Agregó que esas agresiones "desprestigian nuestro sistema judicial, instituciones democráticas y la soberanía nacional".

La resolución, respaldada por 88 miembros del Parlamento (con 137 curules) , también apoya una ofensiva que el gobierno del presidente Rafael Correa lanzó hace un mes contra Chevron, en respuesta a lo que considera una "campaña de desprestigio" iniciada por la firma para desconocer el fallo de la justicia ecuatoriana.

La petrolera fue condenada en 2011 a pagar 19.000 millones de dólares por la contaminación generada por Texaco durante los casi 30 años que operó en la Amazonia e interpuso una demanda de arbitraje ante una corte de La Haya en 2009.

La transnacional busca que Quito asuma la millonaria indemnización con el argumento de que la petrolera pública Petroecuador fue la responsable de los daños por un mal trabajo de recuperación ambiental.

Chevron alega, además, que el juicio en el que fue hallada culpable estuvo plagado de irregularidades, y acusa al gobierno de Correa de intervenir indebidamente en el proceso.

El martes, un grupo de indígenas amazónicos se presentaron ante la prensa en Quito aduciendo que están siendo enjuiciados por Chevron ante una corte de Nueva York, en la que son acusados de "extorsiónen el marco de la querella por daños ambientales.

"Chevron enjuicia a los demandantes amazónicos por conspiración y extorsión", declaró a la prensa Juan Pablo Sáenz, uno de los abogados de los acusadores que también son procesados.

El nativo Elías Piaguaje manifestó a su vez que “el mundo debe darse cuenta quién es el criminal aquí (...) Nadie nos impuso hacer este juicio a Chevron. Lo hemos hecho porque Chevron destruyó la selva, destruyó los ríos y nos destruyó la vida".

Chevron indicó en un comunicado que el juez federal de Nueva York, Lewis Kaplan, inició el martes un juicio contra abogados de los demandantes ecuatorianos para establecer responsables y eventuales beneficiarios del fraude cometido contra la empresa en Ecuador.

 "El juicio tiene dos objetivos: declarar la sentencia como resultado de un fraude e impedir que (el abogado estadounidense de los demandantes, Steven) Donziger y su equipo se beneficien de dicho fraude”, apuntó.

Texaco extrajo crudo de la Amazonía ecuatoriana entre 1964 y 1990, tras lo cual realizó un trabajo de recuperación ambiental duramente cuestionado por los demandantes. 

Califique
2
( votos)