Tiempo de lectura: 2' 25'' No. de palabras: 416

Unas 130 empresas entrarán este año a un proceso de homologación para la fabricación de carrocerías metálicas. Este proyecto pretende mejorar la seguridad y la comodidad de los usuarios del servicio urbano, interprovincial, intraprovincial y escolar, para cumplir con la Ley de Tránsito.

Los técnicos que se encargarán del control y vigilancia pertenecen al Centro de Transferencia para la Capacitación e Investigación en Control de Emisiones Vehiculares (Ccicev), la Universidad Técnica de Ambato (UTA), la Escuela Politécnica de Chimborazo (Espoch), la Espol y la Escuela Politécnica del Ejército (Espe).Flavio Cotacachi, delegado de la Comisión Nacional de Tránsito y Transporte Terrestre y Seguridad Vial, explicó que todos los buses contarán con una certificación de homologación antes de entrar a circulación. “Antes, los chasís para 40 pasajeros se los extendía a 45. Eso cambiará. La fiscalización será estricta en todos los talleres. Los certificados deberán presentarse en el proceso de matriculación de las carrocerías nacionales e importadas”.

Sin embargo, Rocío de Cepeda, representante de los carroceros de Tungurahua, indicó que sin la homologación los buses fabricados cumplían con las normas establecidas por el INEN. “Las carrocerías que fabricamos al momento son de buena calidad”. Añadió que en el 2001, las empresas entraron en un proceso de homologación para la construcción de buses urbanos para Quito. “Eso mejoró varias empresas”.

Con la inversión del Gobierno, a través del Ministerio Coordinador de la Producción, se construye el área donde funcionará el laboratorio para la homologación de los autobuses para la transportación de pasajeros.

El presidente de la Cooperativa Artesanal de Carroceros de Tungurahua, Pedro Santos, aceptó que deben mejorar. “Estamos en la capacidad de producir carrocerías con calidad. Los 25 socios ingresamos a un proceso de mejoramiento continuo”. Pese a ello, solo ocho de los 25 asociados poseen certificaciones para la construcción de buses para Quito, Cuenca y Loja. “Serán los mismos parámetros que se utilizarán. La homologación es un reglamento que hay que cumplir.

“Ahora, con la vigencia de la nueva ley, la norma es clara: los chasís serán para 40 pasajeros, no se construirán puertas detrás del chofer y la cama litera para el descanso del conductor será en la parte posterior del bus”.

Califique
2
( votos)